5.3 C
Argentina
sábado, mayo 25, 2024

La intransigencia gremial atacó a piedrazos a los ómnibus de DOTA que no adhirieron a la huelga general

De la Categoría

La empresa había ordenado a sus empleados cumplir con el 50% del servicio. “Es el costo por querer trabajar”, lamentó Marcelo Pasciuto, director de la compañía

ataque a colectivos de la empresa DOTA

A última hora de la noche de este miércoles, minutos antes del inicio del paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), fueron atacados de manera salvaje colectivos del Grupo DOTA, la empresa que no adhirió a la medida de fuerza y que obligó a sus empleados a cumplir con el 50% del servicio.

Las imágenes de las unidades vandalizadas de manera violenta comenzaron difundirse a través de las redes sociales, en cuenta como Ciudad de Bondis. Este tipo de ataques se corresponden a una interna gremial que data desde hace años y se refleja con este tipo de situaciones cada vez que se toma una medida de fuerza.

Una de las unidades atacadas durante la noche (@CiudadDeBondis)Una de las unidades atacadas durante la noche (@CiudadDeBondis)

Según el parte oficial del gobierno porteño, se realizaron dos denuncias por daños a unidades en los barrios de Barracas y Liniers. Sobre esta situación, el ministro de Seguridad de la Ciudad, Waldo Wolff, manifestó su repudio en las redes sociales, sostuvo que va a “sentar a las mafias” ante la Justicia y afirmó: “Hacen parar a los piedrazos”.

“Desde la Ciudad vamos a acompañar, todos los días, a quienes trabajan y vamos a sentar frente a la Justicia a las mafias que aprietan y extorsionan”, enfatizó el ministro.

El Grupo DOTA interrumpió sus servicios hasta las 6 de la mañana

Para garantizar el funcionamiento de las unidades, el Grupo DOTA se amparó en el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 70 que en diciembre pasado dictó el gobierno de Javier Milei de desregulación de la economía. Dentro del capítulo laboral del texto, el artículo 97 estableció que determinados servicios considerados esenciales, los días de paro, deben garantizar el 50 por ciento de la presentación. Entre ellos está el transporte terrestre de pasajeros.

El pasado lunes el Grupo Dota, que nuclea a 11 empresas de colectivos que tienen 63 líneas que circulan en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, le informó a sus choferes que a su criterio el DNU está vigente y deben cumplir con el 50 por ciento del servicio por lo que los intimó a que hagan una “reprogramación de los diagramas de servicios que nos permita cumplir con dichas prestaciones mínimas”.

Una unidad de la línea 60 que fue atacada de manera salvajeUna unidad de la línea 60 que fue atacada de manera salvaje

La empresa también informó que se les descontará el día a quienes hagan paro y que si no se cumple con el servicio mínimo “se les iniciará el correspondiente sumario”.

El ataque a las unidades fue a los piedrazosEl ataque a las unidades fue a los piedrazos

Ante este escenario, la UTA, a cargo de Roberto Fernández, pidió ayer a la Justicia laboral que dicte un fallo en el que le asegure a los choferes de colectivos de las empresas del Grupo DOTA que puedan sumarse de manera libre a la huelga.

El comunicado de la empresaEl comunicado de la empresa

Tal como publicó Infobae, la UTA explicó que el artículo 97 del DNU que alude DOTA está dentro del capítulo laboral del decreto que fue declarado inválido por la Cámara del Trabajo en distintas causas, entre ellas una que inició la CGT. El fallo fue apelado por el gobierno ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El gremio señaló en su presentación que “la posición de la empresa impide el libre y cabal ejercicio del derecho a huelga, al exigir el cumplimiento de normas que han sido declaradas de invalidez constitucional”.

La última vez que habían sido atacados colectivos de DOTA fue el pasado 11 de abril en medio de la retención de tareas que dispuso la UTA en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense ante la falta de pago de aumento salarial. Esa madrugada varios colectivos fueron atacados en hechos de vandalismo.

Desde la Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires (Cetuba), entidad en la que está agrupada el Grupo DOTA, confirmaron a Infobae que se identificaron cerca de 30 vidrios rotos en las unidades, que se habrían producido a partir del lanzamiento de distinto tipo de objetos como piedrazos y otro tipo de objetos contundentes.

“Cada vez que pasan estas cosas, los vándalos de siempre salen a romper para amedrentar al que quiere cumplir con su trabajo. Ponen en riesgo a sus propios compañeros con su accionar mafioso”, manifestó el Grupo DOTA.

A lo largo de los últimos años, desde la UTA acusan al Grupo DOTA de promover conflictos internos a través de la oposición gremial a Roberto Fernández, titular del sindicato en cuestión, encabezada por Miguel Bustinduy, ex dirigente de la UTA.

spot_img
spot_img

Últimas Noticias