20.9 C
Argentina
jueves, julio 25, 2024

Se complica la situación de la “Toretto” de La Plata: la decisión que tomó la Justicia y el pedido de la defensa

De la Categoría

  • La Sala III ratificó la medida que había dispuesto hace casi un mes la jueza de Garantías.
  • Está acusada de atropellar y matar mientras corría una picada.

Las novedades que presenta el proceso contra Felicitas Alvite (21), la “Toretto” de La Plata, complican cada vez más su situación judicial. Este martes, la Cámara de Apelaciones confirmó la prisión preventiva de la conductora que en una presunta picada por el centro de la ciudad, atropelló y provocó la muerte de un motociclista, a mediados de abril.

De esta manera, se mantiene el criterio jurídico de que la joven, ex influencer, con más de 50 mil seguidores en Tik-Tok, deberá permanecer detenida hasta el inicio del juicio oral. Está imputada por el delito de “homicidio simple con dolo eventual”, que prevé una pena de hasta 25 años de prisión.

El 11 de abril, Alvite conducía un VW Gol Trend y en el cruce de las avenidas 13 y 532 chocó de lleno a una moto que conducía Rubén Walter Armand (35). Se presume que corría una picada con otro vehículo que iba unos metros adelante. Al momento del choque, el vehículo iba a más de 90 kilómetros por hora según las pericias. En otras secuencias filmadas, se pudo observar que la conductora pasó semáforos en rojo. Y cuando embistió al motociclista también cruzó con luz de prohibición. Eran las 2 y el tremendo impacto quedó registrado en las cámaras de seguridad del municipio.

Dos semanas después del episodio vial, el fiscal Fernando Padován consideró que el caso no debía ser caratulado como homicidio culposo (o sea, una muerte accidental, sin intención), si no que tendría que ser catalogado como una muerte por “dolo eventual”. O sea, que Alvite debió “representarse” que realizando una maniobra tan peligrosa podría provocar daños a terceros. Y que aun así no interrumpió su accionar.

Las imágenes muestran a dos autos circulando a alta velocidad por las calles de La Plata y el momento del accidente. Es la grabación que sustenta la versión de una picada.

Alvite se presentó a la fiscalía y desde el 2 de mayo está detenida. El caso avanzó por diversos andariveles. “Toretto” (ella hacía alarde del apodo de uno de los personajes de la saga de películas “Rápido y furioso” porque le gustaba la velocidad, en un posteo de redes sociales) declaró y se quebró. Pidió disculpas y lloró en una de las audiencias.

Testificaron también sus amigos, quienes estuvieron esa madrugada con ella. Quedó confirmado que Alvite condujo el auto de un conocido porque el propietario había tomado alcohol. También se debatió sobre el rol de la conductora del otro coche. Padován sostiene que en un momento determinado, ambos vehículos se pusieron a la par y luego comenzaron una carrera.

En medio del recorrido procesal, la defensa de Alvite, que conduce el abogado Flavio Gliemmo, solicitó una morigeración de la prisión preventiva. Sostiene que no existen riesgos procesales y que la imputada podría permanecer privada de su libertad pero con alguna variante como “domiciliaria” o pulsera electrónica.

Por ahora fue rechazado el pedido. Aunque la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, abrió la posibilidad y pidió que se hiciera una serie de peritajes para determinar su entorno social y su comportamiento.

Ahora, la Sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata confirmó la prisión preventiva y también rechazó –por el momento- un nuevo pedido de los defensores de atenuar las condiciones de detención.

“De acuerdo a las diversas circunstancias objetivas del expediente judicial, infiero que la imputada se representó el resultado dañoso como posible y de todas maneras emprendió la conducta de una manera indiferente a lo que podía pasar y es esa decisión llevada adelante con suma desaprensión respecto a la eventual producción del resultado, la que diferencia el dolo eventual de la imprudencia consciente. Y la que justifica una más severa sanción”, escribió el camarista Alejandro Villordo en su argumentación.

Ese mismo juez consideraba que Alvite podría ser beneficiada con una medida distinta a estar presa en una celda del Servicio Penitenciario. “En este caso, para neutralizar los peligros procesales (peligro de fuga y/o de entorpecimiento probatorio) la detención puede ser cumplida en la modalidad de arresto domiciliario con pulsera electrónica”, consideró Villordo.

Pero sus colegas Fernando Mateos y Juan Benavidez, evaluaron que esa decisión no corresponde en esta instancia del proceso.

En resumen: deberán esperarse los resultados de los informes periciales. Y recién luego de eso, la justicia decidirá si Alvite sigue detenida en un pabellón de la cárcel de Melchor Romero o vuelve con controles a su casa.

“Consideramos justo una domiciliaria en atención a su comportamiento durante todo el proceso”, dijo Gliemmo a Clarín. Las pruebas están previstas para el 2 y el 5 de julio. Podría resolverse recién después de la feria de invierno.

SC

spot_img
spot_img

Últimas Noticias

Noticias de todos Lados