Margot Robbie: la actriz del momento que ama a Harry Potter y duerme aún con un peluche

  • La actriz de Barbie es hija de un magnate y una fisioterapeuta. Vendió tablas de surf y sándwiches.

1

Margot Elise Robbie nació el 2 de julio de 1990 en Dalby, Queensland, una ciudad del este de Australia. Es hija de Sarie Kessler, una fisioterapeuta, y de Doug Robbie, un magnate de la industria del azúcar.

Tiene dos hermanos mayores, Anya y Lachlan, y uno menor, Cameron. Sus padres se separaron cuando ella tenía cinco años, y fue la madre quien se hizo cargo de la crianza de los niños.

2

De pequeña, Margot improvisaba pequeñas “obras” de teatro en la granja familiar y, al advertir estas tendencias histriónicas, su madre decidió inscribirla en una escuela de circo, donde desarrolló habilidades con el trapecio que después utilizaría en sus papeles en Tarzán y Escuadrón Suicida, dos películas muy exigentes desde el punto de vista físico.

Cuando pasó a la escuela secundaria, inició sus estudios de teatro en el Somerset College. Después de graduarse allí, participó en algunos comerciales de televisión y en películas independientes y de bajo presupuesto, hasta que se trasladó a Melbourne para probar suerte en el mundo del espectáculo profesional.

Sin embargo, sigue durmiendo con el mismo conejo de peluche que le regalaron apenas nació, hace ya 33 años, y del que no se ha separado desde entonces.

3

Como Harley Quinn. En la película Escuadrón suicida, junto a Will Smith.
Como Harley Quinn. En la película Escuadrón suicida, junto a Will Smith.

Mientras trataba de conseguir sus primeros papeles en cine y televisión, Robbie tuvo que ejercer distintos trabajos que le permitieran mantenerse.

Vendió tablas de surf en la playa, lavó platos en restaurantes y trabajó un tiempo en la cadena de comidas rápidas Subway, atendiendo los mostradores.

Un guiño del destino haría que en 2007, con Robbie ya convertida en una actriz más o menos conocida, la propia Subway la contratara para protagonizar uno de sus comerciales, pagándole una suma de dinero que, según ella, fue veinte veces mayor de lo que le pagaban como empleada regular.

Al día de hoy, Robbie sigue considerándose una fanática de Subway, en cuyo menú destaca, principalmente, el pollo teriyaky y los famosos sándwiches de albóndigas.

Trabajó en una casa de comidas rápidas, que luego la contrataría para una publicidad por un cachet veinte veces mayor del que había sido su salario.

4

Los primeros pasos de Margot Robbie en el mundo del espectáculo fueron dados en su Australia natal, cuando a los 18 años de edad hizo su aparición en la “soap opera” (lo que nosotros llamamos “telenovela”) Vecinos.

Lo curioso del asunto fue que Robbie había considerado que su audición para ese papel había sido tan desastrosa que ya no tenía dudas de que no se lo adjudicarían, y por lo tanto decidió irse de vacaciones a Canadá para digerir mejor el fracaso.

Cuando la llamaron para avisarle que finalmente había conseguido el papel de Donna Freedman tuvo que interrumpir ese viaje y regresar rápidamente a Australia para ponerse a las órdenes de la producción y darle forma al personaje con el que obtendría dos nominaciones para los premios Logie (el equivalente australiano del Emmy) y el pasaje definitivo a Hollywood.

5

Espontánea y fresca. En la entrega de los Oscar de 2018.
Espontánea y fresca. En la entrega de los Oscar de 2018.

En 2014, en el set de rodaje de la película Suite Francesa, conoció a Tom Ackerley, su actual esposo, que trabajaba como asistente del director del filme. Ackerley también tenía, por entonces, una incipiente carrera como actor. Había aparecido en las tres primeras películas de la saga de Harry Potter, pero sus papeles habían sido tan pequeños que ni la propia Margot, reconocida fan de la saga (llegó a mentirle a su oftalmólogo para que le recetara lentes similares a los que utiliza el personaje creado por J.K. Rowling) había advertido su presencia.

Ese mismo año fundaron su propia compañía productora, LuckyChap, especializada en proyectos con una fuerte impronta femenina, entre ellos Yo soy Tonya (2017) y Hermosa venganza (2020).

LuckyChap fue, también, parte fundamental en el desarrollo y producción del extraordinario éxito de Barbie, que ha recaudado más de 1.000 millones de dólares de taquilla en todo el mundo. Después de mantener su romance casi en secreto durante dos años, Robbie y Acklerley decidieron casarse en 2016 en Australia, el país natal de la actriz.

6

Cuando llegó a Los Angeles, Robbie comenzó a audicionar para distintas películas y series de televisión, incluida la nueva versión de Los Ángeles de Charlie. Consiguió un rol como la azafata Laura Cameron en la serie Pan Am, en la que compartía elenco con la también ascendente Christina Ricci.

Robbie y Ricci vivían juntas en un departamento para ahorrar gastos de alojamiento, pero cuando la serie fue cancelada por falta de rating cada una siguió su camino por separado.

De aquellos años es, también, una anécdota famosa y divertida: durante una fiesta en la casa de la modelo Suki Waterhouse, Margot Robbie confundió a Harry, el príncipe de Gales, con el cantante Ed Sheeran. Robbie no advirtió su confusión hasta unas cuantas horas después, cuando ya se había sacado varias fotos junto a él y otros invitados.

Margot Robbie confundió a Harry, el príncipe de Gales, con el cantante Ed Sheeran. Robbie no advirtió su confusión hasta unas cuantas horas después, cuando ya se había sacado varias fotos junto a él y otros invitados.

7

Interpretando al personaje de Harley Quinn para la película de superhéroes de DC Comics Escuadrón SuicidaMargot Robbie luce unos cuantos tatuajes.

Ella misma es una tatuadora aficionada y durante el rodaje del filme tuvo oportunidad de mostrarles a sus compañeros de elenco y a buena parte del equipo técnico sus habilidades con la pistola de tinta.

Uno de los pocos que no aceptó ser tatuado por su socia en la ficción fue el propio Will Smith, mientras que Clara Delevingne exhibe con orgullo la carita feliz que Robbie tatuó en una de las plantas de sus pies.

8

Su interpretación como Naomi, la esposa del “genio” de las finanzas Jordan Belfort en El Lobo de Wall Street, de Martin Scorsese, fue el pasaje al estrellato para Margot Robbie.

Pero para obtener el papel tuvo que someterse a un duro casting en el que también aspiraban a quedarse con ese rol figuras mucho más “instaladas” y conocidas por el gran público, como Amber Heard y Teresa Palmer.

La leyenda cuenta que Scorsese se decidió por ella cuando la vio abofetear a Leonardo DiCaprio en el ensayo de una escena donde se suponía que debía besarlo, y que Robbie estaba tan nerviosa por trabajar con él que lo único que lograba calmarla al llegar al set eran un par de tragos de tequila.

Luego del éxito de esa película, Robbie rechazó una oferta de Hugh Heffner para posar desnuda para Playboy. A partir de entonces, “vencer” en pruebas actorales a otras figuras de renombre se transformó en una costumbre para Robbie. En 2016 se quedó con el papel de Jane en la nueva versión cinematográfica de Tarzán, desplazando a Jessica Chastain y Emma Stone.

9

En Londres. Junto a Ryan Gosling, el actor que hace de Ken en Barbie.
En Londres. Junto a Ryan Gosling, el actor que hace de Ken en Barbie.

Margot Robbie es una fanática del hockey sobre hielo y su equipo favorito son los New York Rangers. Como aficionada y practicante amateur (llegó a sugerir que, de no haber sido actriz, le hubiera gustado probar suerte como profesional de ese deporte) ha lamentado que no se lo juegue en Australia.

Durante los festejos de Halloween suele disfrazarse de jugadora y llegó a contar que, cuando estaba realizando las audiciones para El Lobo de Wall Street, llegó a retirarse antes de algunas de las pruebas de cámara para no perderse un partido.

Otra faceta de su vida privada, mucho más importante y comprometida, es su activismo en favor de las minorías étnicas y sexuales, su militancia por los derechos humanos y su dedicación a causas humanitarias a través de distintas agencias de la ONU y UNICEF, como las referidas a los refugiados de guerra y a los derechos del niño.

Otra faceta de su vida privada, mucho más importante y comprometida, es su activismo en favor de las minorías étnicas y sexuales.

10

Escuadrón Suicida fue, hasta el fenomenal éxito de Barbie, la única película para la que Robbie no tuvo que audicionar o realizar proceso de casting alguno. Los productores la eligieron directamente a ella gracias a la “química” que había logrado con Will Smith (otro integrante del Escuadrón) en una película previa, Focus, donde interpretaban a una pareja de estafadores.

Robbie tuvo sus dudas al momento de aceptar el papel y la película tuvo pésimas críticas, pero ayudó a que su imagen terminara de consolidarse entre los fanáticos del universo de DC Comics.

Otra de sus grandes pasiones, la música, también encontró su lugar dentro de aquella fallida película. Fanática declarada del heavy metal, Margot solía escuchar a todo volumen a bandas como Metallica durante las pausas de rodaje, y algo de ese frenesí terminó contagiando a su personaje, Harley Quinn, una especie de saltinbanqui desequilibrada que resultó entre los personajes mejor recibidos por la crítica y los aficionados.