9.2 C
Argentina
sábado, mayo 25, 2024

La dolorosa historia real que inspiró “Bebé reno”, la serie de Netflix que perturba al mundo

De la Categoría

Es la serie más vista en Netflix, así que cuidado, porque hay spoilers.

Richard Gadd, su creador y protagonista, también fue la víctima en la vida real.

De lejos, Bebé reno (Baby Reindeer) puede parecer una simple comedia. Su título suena como tal. Su póster se ve como tal. Su protagonista es un comediante. Sin embargo, la serie más vista en Netflix solo tiene de graciosos unos tres episodios. Y hasta ahí.

A partir del cuarto, la trama de Bebé reno da un giro inesperado. El relato cae al vacío desde un abismo emocional e impacta en el suelo recién en el último episodio, el séptimo, y al espectador le resulta difícil recuperarse. Nada es lo que parece en una historia basada en hechos reales.

Porque lo verdaderamente impactante es que todo lo que le sucede al protagonista le pasó a esa misma persona en la vida real. Richard Gadd encontró el éxito sublimando sus traumas escribiendo y protagonizando obras de arte.

Lidiar con el abuso

Gadd, la víctima en la vida real, es el showrunner y protagonista de Bebé reno. Allí se hace llamar Donny Dunn, se muestra como un comediante de poca monta y narra dos momentos determinantes en su vida: el abuso sexual que sufrió a manos de un hombre mayor y el feroz acoso que recibió de parte de una mujer años después. La historia se centra en el acoso, pero transversalmente es atravesada por la historia de abuso sexual.

En el episodio 4 -el más fuerte de todos-, Gadd narra cómo un hombre de poder en el mundo de la comedia británica abusó reiteradamente de él con la promesa de hacerlo triunfar. Este espeluznante personaje, Darrian, es interpretado por el actor Tom Goodman-Hill, y en la vida real nunca fue denunciado.

Para Gadd fue “realmente difícil” revivir lo sufrido y eso lo deja muy en claro en una nota para The Guardian: “La serie tuvo elementos desencadenantes. Pero esperas que se convierta en una catarsis, que en realidad no proviene de volver a visitarlo, sino de la respuesta positiva, la aceptación que la gente te muestra”.

El póster oficial de la miniserie del momento.El póster oficial de la miniserie del momento.

El “autosacrificio” del autor/víctima por ponerse en la piel de su yo del pasado fue tan convincente que tocó de cerca, incluso, a sus compañeros de rodaje: “Pude ver que algunos miembros del departamento de utilería estaban ahogados, incluso el personal de iluminación, pero todos sabíamos que estábamos avanzando hacia algo que era importante”.

En conversación con The Morning, Gadd dijo que vivió el proceso de escritura como una “catarsis” y que eso fue “la mejor terapia”.

De Edimburgo a las pantallas del mundo

Donny comienza su carrera haciendo shows que no ve nadie en bares de mala muerte, pero en un momento determinado, ya harto de su situación, manda todo al diablo y confiesa por primera vez su historia de abuso y acoso. Lo que prometía ser un divertido espectáculo de stand up se convierte prácticamente en una tragedia.

Y eso tampoco es del todo inventado. Bebé reno surgió de un unipersonal que el propio Gadd protagonizó a sus 27 años en Edimburgo, en 2016. En un show llamado Monkey See Monkey Do, el actor exponía su alma ante la audiencia y relataba el episodio de abuso que cambió su vida.

Richard Gadd en su unipersonal Monkey See Monkey Do.Richard Gadd en su unipersonal Monkey See Monkey Do.

La obra fue tan exitosa, que Netflix la vio y lo contactó para que su historia de superación se convirtiera en miniserie.

Con el objetivo de que el relato se amoldara a los estándares de la “N”, Gadd no se vio forzado a inventar demasiadas cosas, pero sí tuvo que acomodar un poco la cronología de los hechos. Bebé reno necesitaba un clímax típico de las narraciones clásicas que ofrece la plataforma.

También modificó nombres y ciertas características de algunos personajes. Martha, la acosadora -genialmente interpretada por Jessica Gunning-, en realidad no se llamaba así. Pero ya iremos a eso.

“Es muy cierto emocionalmente, obviamente: fui severamente acosado y severamente abusado. Pero queríamos que existiera en la esfera del arte, además de proteger a las personas en las que se basa”, dijo Gadd a The Guardian.

El caso de acoso: ¿Martha existió?

Gadd creció en Wormit, Escocia. Su padre trabajaba en un laboratorio de una universidad; su madre, en escuelas.

Jessica Gunning en la piel de Martha, la acosadora de Donny en la serie.Jessica Gunning en la piel de Martha, la acosadora de Donny en la serie.

Cuando inició su carrera como comediante y decidió contar lo que había sufrido con su abusador, sus amigos se asustaron. No tanto porque lo vieran obligándose a revivir lo sucedido, sino porque creían que a la gente no le parecería graciosa la historia y que fracasaría.

A él, sin embargo, le parecía necesario contar todo: “No creo que hubiera podido sobrevivir si lo hubiera reprimido y hubiera seguido haciendo estas frases ingeniosas y rutinas superficiales. Fue casi una elección de supervivencia. Porque estaba luchando mucho”.

A lo ya sufrido a causa de su abusador, a Gadd se le sumó que en 2015 comenzó a ser acosado ferozmente por una mujer dos décadas mayor.

En la serie todo comienza cuando Donny le ofrece una taza de te a una mujer que se le aparece de la nada en la barra del bar que atiende. No tardará en darse cuenta de que es Martha, la persona que convertirá los siguientes años de su vida en una pesadilla.

Durante cuatro años y medio, esa mujer le mandó a Gadd 41.071 mails, 350 horas de mensajes de voz, 744 tuits, 46 mensajes en Facebook, 106 páginas de cartas y le hizo regalos de lo más extraños: desde un reno de juguete -así lo apodaba- hasta calzoncillos. Lo acechaba fuera de su casa, en el trabajo y hasta en sus shows de comedia.

El caso escaló cuando la mujer se metió con los padres y la pareja de Gadd. Esto hizo que el comediante la denunciara a la policía. El ataque a su vínculo amoroso, una mujer trans que conoce a través de una app de citas, cobra preponderancia en la trama ya que uno de los conflictos que tiene Donny en la serie tiene que ver con su sexualidad y con cuánto saben sus padres sobre su vida.

Nava Mau en la piel de Teri, la novia de Donny.Nava Mau en la piel de Teri, la novia de Donny.

El difícil proceso de denuncia es uno de los temas Bebé reno no quiere que pase desapercibido. Para su autor, hacer una denuncia por acoso fue “una pesadilla” que lleva años, pero es necesaria.

Esto dijo Gadd a The Guardian sobre la policía británica: “Es una institución que necesita cambiar. Siempre fui consciente de la total falta de recursos disponibles para ellos, del estrés en sus ojos y en sus cuerpos; casi podía verlo. Nuestros servicios públicos están en completo desorden. No quiero volverme demasiado político, pero creo que es impactante que se haya permitido que las cosas lleguen a este punto”.

Cuando Richard comenzó a trabajar para una organización benéfica llamada We Are Survivors aprendió a que “romper el silencio es el primer paso”.

¿Qué fue de la vida de “Martha” en la vida real?

Y ahora sí: si no querés saber cómo termina la serie deberías dejar de leer acá.

Gadd eligió no exponer la verdadera identidad de su acosadora.Gadd eligió no exponer la verdadera identidad de su acosadora.

A diferencia de lo que pasa en la serie, Gadd no envió a prisión a su acosadora. “Hemos hecho todo lo posible para disfrazarla hasta el punto de que no creo que ella se reconozca. Lo que se tomó prestado es una verdad emocional”, dijo a GQ.

Todavía no sabe si la Martha de la vida real vio la serie. El autor ni siquiera se animó a vaticinar cómo se habrá tomado la miniserie, ya que sus reacciones, al final, “eran del todo impredecibles”.

Su mirada sobre el acoso es uno de los puntos diferenciales de la serie. Gadd no quería construir malos ni buenos, sino visibilizarlo de manera diferente a como lo hace la mayoría de las ficciones sobre el tema. “El acecho y el acoso es una forma de enfermedad mental. Habría sido un error pintarla como un monstruo, porque no se encuentra bien y el sistema le ha fallado”, dijo a The Independent.

Se desconoce qué fue de la vida de la acosadora de Gadd en la vida real.Se desconoce qué fue de la vida de la acosadora de Gadd en la vida real.

Bebé reno no es apta para espectadores que busquen fórmulas. Es ambigua, dura y explora las mentes de la víctima y el victimario al mismo tiempo que este último se sacrifica por la audiencia… y por él mismo. El primer puesto entre las tendencias latinoamericanas deja en claro que Gadd ya no apuntará a pequeñas audiencias y que Netflix tiene -otra vez- a todo el mundo hablando de una serie suya.

spot_img
spot_img

Últimas Noticias