13.1 C
Argentina
jueves, julio 25, 2024

El Gobierno reabrió la negociación en Diputados para definir si insiste con aspectos clave de la Ley Bases

De la Categoría

Aliviado por la aprobación del texto en el Senado, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, se reunió con los jefes de bloque de la oposición dialoguista para evaluar los pasos a seguir.

Ganancias, Bienes Personales y las empresas privatizables, el eje de discusión.

La euforia de Javier Milei antes de partir a Italia.

“Viva la libertad carajo”, con sus siglas VLLC, escribió Javier Milei en el chat que comparte con sus ministros una vez que se aprobó la Ley Bases en general y en particular en el Senado. Había euforia en el Gabinete por haber destrabado un proyecto central para la administración libertaria y hubo felicitaciones de todos y para todos. Nadie dormía y hubo ministros que entrecruzaron mensajes a los gritos a pesar de que era bien entrada la madrugada.

Fue antes de que el jefe de Estado se subiera al avión para viajar a Italia, una gira que el Presidente retrasó lo máximo que pudo con el objetivo de blindar de posibles impugnaciones, teniendo en cuenta que advertía que ante un margen demasiado acotado la vice Victoria Villarruel iba a tener que desempatar.

Envalentonado, horas después de la aprobación, el Gobierno empezó a trazar el plan para poder convertir la ley posible en la ley ideal según la mirada del Presidente, dentro de un contexto en el que tuvo que hacer más concesiones de lo que tenía previsto hace más de un mes cuando se obtuvo la media sanción en Diputados.

El jefe de Gabinete, Guillermo Francos, anticipó que el Gobierno quiere dar la discusión sobre algunos temas en Diputados. “Quedaron cosas en el camino que vamos a recuperar, como Ganancias y Bienes Personales“, planteó en Radio Mitre. Al tiempo que precisó que también van “a insistir en las privatizaciones”, pero aclaró que “se presentarán proyectos concretos”.

¿Por qué lo diferenció? Según confiaron a Clarín en Casa Rosada, la idea del Gobierno es “no alterar los acuerdos” que se tejieron en las negociaciones previas a que el texto se discutiera en el recinto. La quita de Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina (RTA) del anexo fue parte de concesiones que se hicieron ante senadores que dudaban por ese y otros puntos. De ahí que la propuesta parece ser escindir la discusión con proyectos individuales de privatización.

Sin embargo, en la reunión que Francos y su segundo José Rolandi mantuvieron por la tarde con los presidentes de los bloques dialoguistas de Diputados, el Gobierno los dejó liberados a que ratifiquen la media sanción. “Se acordó que no había los votos para aprobar esas privatizaciones en el Senado y, por eso, se bajaron”, explicaron fuentes de la negociación.

Sin embargo, distinto es el caso de Ganancias y Bienes Personales, ambos puntos fueron incluidos en el dictamen, con varias enmiendas, y el Gobierno llegó a la sesión confiando en que contaba con el apoyo para aprobarlo.

“Como no se pueden hacer cambios parciales y las empresas privatizables están en el anexo, si insistimos en el texto que salió de Diputados estaríamos no respetando lo que nosotros acordamos. En cambio, sobre Ganancias y Bienes Personales quienes no cumplieron fueron ellos, así que estamos en todo nuestro derecho de buscar que se apruebe el capítulo que se había votado antes”, afirmó una fuente inobjetable del Gobierno.

De todos modos, a sabiendas de que necesita el aval de los bloques dialoguistas de Diputados el Gobierno acordó arrancar las negociaciones este mismo jueves. Para ello Francos y su vice, José “Cochi” Rolandi fueron a la Cámara de Diputados para definir el cronograma con los representantes de los bloques dialoguistas que aportaron los votos para la media sanción original.

El Gobierno liberó a los dialoguistas para que ratifiquen la media sanción

En principio, el Gobierno pidió despacho del plenario de comisión para el 25 de junio y que vaya al recinto al día siguiente. Pero los diputados rechazaron esa posibilidad y, por ahora, la sesión sería agendada para el jueves 27.

En la reunión, Francos dejó en claro que el Gobierno quiere que se ratifique la media sanción de Diputados del paquete fiscal, mientras que está dispuesto a aceptar las modificaciones que se hicieron en el capítulo vinculado con el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), que para la Casa Rosada son “buenas”.

Uno de los temas que le bajó el precio el Gobierno tiene que ver con el capítulo Previsional que fue dado de baja en el Senado. “No es prioritario”, le dijo el jefe de Gabinete a los diputados. Ese capítulo incluía la eliminación de la moratoria jubilatoria.

De acuerdo a lo que dejó este primer intercambio de los representantes del Gobierno con los diputados, el Gobierno lo que busca es “una síntesis” de lo aprobado entre ambas cámaras con eje en Ganancias y Bienes Personales, considerado fundamental para el éxito del blanqueo de capitales.

Con los cambios sobre el blanqueo de capitales blindados por los 72 votos positivos (unanimidad) que consiguió en el Senado, el Gobierno sabe que sobre el resto de los artículos le alcanza con una mayoría simple para imponer el texto aprobado en Diputados. Pero, a diferencia de los primeros meses, y acaso por la influencia de Francos, la intención “no es atropellar a nadie”. “Vamos a seguir necesitando del Congreso”, es el argumento.

En cualquier caso, serán los diputados los que tengan la última palabra. Milei, según apuntaron en su entorno, delegó el tema por completo” en Francos y en Santiago Caputo: “Deciden ellos, el Presidente quedó más que conforme con lo que se votó”, aseguran cerca del mandatario.

spot_img
spot_img

Últimas Noticias

Noticias de todos Lados